viernes, 20 de mayo de 2016

Reseña Nº16-2016: La llamada de Cthulhu y otros relatos de H.P. Lovecraft

De ediciones Plutòn, este pequeño libro de apenas 124 pàginas, fue mi segunda lectura durante el mes de mayo. Es una recomendaciòn que se me hizo mediante un comentario en el post donde reseñaba los Cuentos de Edgar Allan Poe y agradezco la misma puesto que era un autor que desconocìa por completo. Estamos hablando de H.P. Lovecraft, tambièn conocido como "Maestro del terror còmisco", un escritor estadounidense que ademàs ha sido considerado como discìpulo del gran Poe. 

La temàtica de este libro es muy distinta de lo que usualmente leo. Veràn, soy el tipo de personas que le gusta leer sobre historias reales, humanas, de gente comùn y corriente - independientemente de la època- con la cual poderme identificar en una situaciòn de vida. Sin embargo, dado que el mundo blogger me permite la interacciòn con tanta gente que ha leìdo mucho màs que yo, sigo recibiendo propuestas que despiertan mi curiosidad y me obligan a abrirme a nuevas ideas ... casi siempre. Ahora bien, en esta ocasiòn tengo sentimientos encontrados y no es que no me guste la ciencia ficciòn con matices de terror y lo paranormal, al contrario, me permite dar rienda suelta a la imaginaciòn; no obstante, no me ha terminado de convencer en ciertos aspectos y no sè si esto sea culpa absoluta del libro o si es que mi estrès en estos momentos no me ha permitido concentrarme lo suficiente como para disfrutarlo debidamente. 

  1. Permìtanme explicarles...

El libro tiene caracterìsticas que destaco entre mis favoritas a la hora de leer: es un clàsico, està bien escrito, rico en lenguaje, tiene excelentes descripciones de los escenarios y de las criaturas sacadas de una mente obviamente brillante, no es predecible en lo absoluto, siempre me mantuvo en constante intriga y definitivamente merece una pelìcula tipo Godzilla. Pero desafortunadamente le faltan diàlogos que ayudarìan a que como lectora, descansara mi mente de los largos pàrrafos que narran la historia en primera persona y que ofrecen solo un àngulo de la situaciòn. Creo que el hecho de que adoleciera de diàlogos lo hizo tedioso en algunas partes y eso es extraño - por decir lo menos- en un libro de apenas 124 pàginas. Aunque yo prefiero siempre la narraciòn en tercera persona, sè por experiencia propia (con Los juegos del hambre o con Matar a un ruiseñor) que un libro en primera persona puede ser de lectura àgil y dinàmica.

Los relatos que este libro presenta, son tres:

I. La llamada de Cthulhu, que nos habla acerca de un culto violento y oscuro a un ser  sobrenatural antiquìsimo que quiere destruir al mundo y se divide en tres capìtulos a saber:
   1. El horror en arcilla
   2. El testimonio del inspector Legrasse
   3. La locura del mar

II. El horror de Dunwich, el màs largo de todos con 10 capìtulos y cuyo monstruo del màs allà es el hermano de Cthulhu.

III. Ratas en las paredes, el cuento màs corto de todos y el que yo he disfrutado màs porque se desarrollla en un castillo (Exham Priory) de infraestructura gòtica, pasadisos secretos y criptas que esconden grandes secretos; ademàs de que hace referencia a otros libros tambièn del gènero gòtico como Dràcula. En este sentido encontrè mucha similitud al estilo de Poe, sobre todo por el facor psicològico que se trabaja en los personajes presas del màs puro pànico.

En Good Reads le di al libro 3 estrellas de 5 y me apena un poco pero no quise ponerle cuatro estrellas como lo hice con los Cuentos de Edgar Allan Poe pues me ha gustado menos. O quizà lo que ocurre es que lo he leìdo en un mal  momento de mi vida.

Igual es un estilo diferente que aporta contexto a la hora de leer futuros libros con temas relacionados. Uno nunca sabe lo que va a surgir en una conversaciòn casual y pues, ya soy un autor menos ignorante en este vasto mundo de la literatura.

¿Conocen el libro?

miércoles, 18 de mayo de 2016

Cine español: Palmeras en la nieve de Fernando Gonzàlez Molina

Hace tiempo ando diciendo que necesito cambiar el tipo de televisiòn que acostumbro ver, porque aunque no veo mucha, es cierto que lo que siempre pongo son producciones estadounidenses y las noticias nacionales.

Pienso que es importante aprender de diferentes culturas y eso lo disfruto mucho cuando leo, de manera que traspolar estos principios al cine, podrìa resultar igualmente gratificante. Asì que empecè a buscar en Netflix una pelìcula que no fuese gringa. Como no estoy familirizada con el cine latino solo puse "pelìculas estranjeras" y asì me apareciò "Palmeras en la nieve".


Mi gènero favorito es el drama, pero si a eso le mezclan historia y polìtica, pues la cosa pinta mucho mejor. Todo esto lo tiene Palmeras en la Nieve, una pelìcula española del 2015, producida por Fernando Gonzàlez Molina. Està basada en la novela homònima de Luz Gabàs (la cual no conocìa y ahora me encantarìa leerla) y segùn wikipedia fue un best seller en España.

Tras la muerte de su padre, Clarence regresa a la cabaña donde èste vivìa con su tìo Killian en la montaña oscense (o al menos eso entendì yo) y encuentra en el escritorio de èste ùltimo, unas cartas que reportan envìos de dinero a una mujer en Àfrica. Actualmente su tìo sufre de Alzeimer y suele hablar una lengua nativa africana que màs nadie en la casa entiende. Ella quiere saber el por què de estas extrañas ayudas econòmicas nunca antes mencionadas por su padre ni su tìo; y què tienen que ver èstos con una mujer africana y sus hijos. Por esta razòn decide viajar hasta ese continente y averiguarlo todo por sì misma. Con saltos en el tiempo, la pelìcula entonces nos trae la triste historia de amor entre Killian y Bisila, que a su vez tambièn desvela secretos del padre de Clarence,  Jacobo, los cuales le destrozaràn el corazòn a su hija y haràn que sienta verguenza de èl..

En 1953, Killian es un español que se muda a trabajar a Àfrica junto a su hermano mayor en las plantaciones de cacao. España para esos tiempos tenìa colonias en ese continente. Estos territorios eran las Guineas Españolas; donde la mayor parte de los blancos eran detestados por lo lugareños porque explotaban al negro africano. Killian es un buen hombre, pero por ser joven, tambièn es influenciable. Poco a poco se va curtiendo su caracter pues no encuentra su  lugar en estas tierras exòticas y las compañìas con que se ve obligado a permanecer, no son las mejores. Aunque es un hombre casado, su esposa està lejos en España y èl està solo, por lo que decide disfrutar de las mujeres de la regiòn que venden sus cuerpos a los hombres blancos y les dan algo de diversiòn. Despuès conocerà a Bisila, una nativa que es enfermera en el hospital de los cacatales y que tambièn està casada, pero con un hombre que no ama pues su matrimonio fue arreglado segùn las costumbres de la regiòn. Antes de que pase algo entre ellos, Killian serà avisado desde España que su esposa està muriendo y que debe regresar para acompañarla en sus ùltimos momentos. Cuando regresa, ya Bisila tiene un hijo con su esposo, pero a pesar de los años y de que el adulterio puede ser penado con la muerte, Bisila no puede evitar corresponder los sentimientos de Killian y se dejan llevar. Corren un gran riesgo pero estàn enamorados.


Paralelamente, otros personajes viven sus propias historias de amor. Julia, por ejemplo, es una española cuya familia ya està arraigada en Àfrica y tienen un pequeño negocio. Està enamorada del hermano de Killian, Jacobo. Este no le correspone y de hecho le muestra su rechazo de la manera màs cruel posible, por eso ella acepta a otro pretendiente y se casa con èl. Para cuando Jacobo se de cuenta de la clase de mujer que ha perdido, ya serà tarde y eso, entre otras cosas, harà que Jacobo cometa grandes estupideces durantes sus asquerosas borracheras.

A pesar de que Julia es un personaje secundario, para mì ha sido la que mejor ha actuado en la pelìcula. Hay una escena en particular, durante una fiesta en su casa mientras baila con Killian, donde descarga su frustraciòn por las desventajas que tienen las mujeres en este mundo de hombres. Bàsicamente, Julia resiente que el mundo pase por alto las inmoralidades de los hombres y en cambio, sea tan exigente para con la moral de las mujeres. Y aunque ella no desea ser libertina como los hombres que conoce, le enfurece que ellos lleguen a necesitar a una mujer en la casa que sea una dama y otra en la calle, que sea... todo lo contrario.

Clarence, por su parte, es el personaje que menos me ha gustado pues su comportamento es tan impulsivo y temerario que me ha resultado poco creìble. Pero al fin de cuentas esto no representa mayor problema pues no afecta la historia principal que se se centra en Killian y Bisila.

Esta pelìcula por partes tiene diàlogos un poco cursis, pero cuando empiezan a intervenir los elementos politicos e ideològicos, cuando empieza a generarse la tensiòn social entre negros y blancos; la pelìcula va tomando otro tono que engancha completamente. 

Los guineanos estàn luchando por su independencia, quieren que la colonizaciòn española termine y cuando lo logran, desatan un nacionalismo violento que busca sacar a toda costa a los españoles. El paìs se vuelve tan peligroso que no sòlo estàn en riesgo los blancos, sino todos aquellos guineanos que mantengan amistad con ellos.


A mì la pelìcula me ha gustado mucho, a pesar de que a veces confunde en los saltos de tiempo pues en ese sentido la ediciòn ha sido un poco descuidada. A veces sentìa que daban un matiz distinto de la infidelidad, no para representarla como buena, ni excusarla; sino para mostrarnos a los demàs lo infortunada que debe ser una vida donde, como mujer, ni siquiera puedes escoger el hombre al que entregaràs tu cuerpo. Es como si no pudieras tener màs poder que el que ejerces sobre tu mente y corazòn pero en secreto, sin contrariar lo que han impuesto para tì. Pero el meollo del asunto radica en el sufrimiento por un amor imposible en medio de conflictos politicos.

Llega un momento en que los diàlogos entre Killiam y Bisila se vuelven tan tristes que de verdad me creì que la historia era real y de verdad se siente amor del màs sincero y puro.

"Podràn impedir que vivamos juntos pero nunca podràn separanos."

Hay bastantes escenas de sexo, son muy explìcitas y por eso no la considero una pelìcula para verla en familia. 

En cambio destaco las escenas de pelea, sobre todo la que se da entre Killiam y Jacobo en el hospital, porque los sentimientos estàn a flor de piel y es imposible no aplaudir la actuaciòn del protagonista de la pelìcula. 

martes, 10 de mayo de 2016

Reseña Nº15 -2016: Galpa, relatos de mujeres de Bangladesh

Nombre:  Galpa, relatos de mujeres de Bangladesh
Autora:    Varias
Editorial:  OCEANO 
Pàginas:   446 

Opiniòn:
                                      
Este es uno de esos libros que no estàs pensando en comprar, pero que ves por casualidad mientras ojeas estanterìas en una de tus librerìas favoritas y su nombre te llama mucho la atenciòn. 

Para mì, la palabra "Galpa" no significaba nada, pensè que era un lugar pero al parecer significa: pueblo. Sin embargo, al leer el subtìtulo en cuanto a que son relatos de mujeres de Bangladesh, enseguida me sentì atraìda. ¿Por què? Pues Bangladesh es un paìs que se encuentra entre los màs pobres del mundo y que para colmo de males, a cada rato es azotado por tsunamis. Aunado a ello, Bangladesh es un paìs situado en Asia, continente en el que tambièn se encuentra India, donde la cultura es un muy distinta a la de nosotros, sobre todo para las mujeres.

Este es un libro con diversidad de estilos, casi todos estàn escritos en primera persona por mujeres. Ellas cuentan sus historias, no las autoras, sino las protagonistas de las historia que bien pueden ser autobiogràficas .. o no; pero que en definitiva te dejan una idea muy clara de lo dura que puede llegar a ser la vida para las mujeres en Bangladesh. La conculcaciòn de derechos, la cultura del maltrato de suegras hacia sus nueras, el desprecio que muestra la sociedad hacia el tipo de mujeres que en vez de casarse a temprana edad y llenarse de hijos, prefiere estudiar y trabajar. Acà tambièn encontramos un dìa a dìa con madres de familia luchadoras, abnegadas, dispuestas a poner algo que comer en los platos de sus familias sì o sì, aunque no tengan dinero. A veces comer dos veces al dìa es un lujo y yo mientras leo, me siento màs gorda que nunca. Es un libro que te heriza la piel cuando lees de una mujer con un hijo con restraso mental y lìbido alta, que cada mañana se levanta a cuidarlo con el mejor amor humano que pueda existir y sin descuidar otras responsabilidades como limpiar la casa del lodo porque nunca para de llover sobre techos rotos a punto de caerles encima a gentes pobres y matarlos de frìo o de una peste.

En 27 relatos, Firdous Azim y Niaz Zaman, permiten que 27 mujeres de Bangladesh den una perspectiva de vida distinta a la que estamos acostumbradas otras mujeres en el planeta, como yo. 

Tengo que decir que para mì ha sido excepcional "La balada de Nihar Banu" de Dilara Mesh Bash, porque es un canto al feminismo, es muy inspirador, para nada triste y representa el triunfo mental y espiritual de una mujer rodeada de machismo. Nihar Banu es una mujer libre porque ha asumido una actitud positiva en medio de los retos que la vida le ha planteado.

"No soy una mujer corriente. En mi mente se agolpan miles de ideas. Paseo por mis sueños de dìa y de noche. Sè que ni siquiera hoy mis paisanos garantizanlso derechos de las mujeres. Siguen engañàndolas. ¿Què pueden ofrecer? ¿Y còmo? No son màs que marionetas, esclavos de sus sentidos. Aparte de algunos hombres buenos, los demàs estàn ciegos y enfermos. Ni siquiera pueden ver a plena luz. Puede que yo sea muy poca cosa para pensamientos tan elevados.
 Por favor, perdòname."
 Pàgina 198.

Me pareciò tambièn que "El sueño de Sultana" de Rokeya Sajawat Hossein igualmente enarbola mucho los valores feministas.

"No temas encontrarte con un hombre aquì. Estamos en el Paìs de las Mujeres, donde no existe el mal ni el pecado. Entre nosotras reina la virtud."

Otro relato, esta vez escrito en tercera persona, es "La asistenta". Creo que fue el màs crudo de todos porque implicaba la màs triste circunstancia que puede sufrir una madre: el tener que decir adiòs a una hija para que sobreviva. Especialmente triste porque depositò su confianza en gente de otra religiòn, de otro paìs, de otra cultura; y no por eso màs ìntegra que ella que vendìa a su propia hija. El final es chocante.

"La mujer se quitò las brillantes pulseras de oro y se las puso a ella en las muñecas. Ella no querìa las pulseras. No vendìa a su hija por dinero, sino porque no podìa alimentarla. La mujer sonriò mostràndole sus dientes grises y le dio una palmada en los brazos."
 Pàgina 229.

Los relatos no son tan cortos como esperaba. Hubo uno que otro que me pareciò un poco pesado, ejemplo de ello es el ùltimo, llamado Flor Silvestre de Audity Falguni y que casualmente fue el màs largo de todos logando impacientarme un poco. Si me preguntan a mì, no se debiò poner de ùltimo porque se espera que lo mejor quede para el final a fin de dejar una ùltima sensaciòn agradable.

Los otros tìtulos son:

Chamely de M. Fatema Janam.
Problemas de Razia Mahbub
Proyecciòn de Helena Jan
Obsesiòn de Rabeya Jatun
Campo de ayuda de Jaleda Salahuddin
En el camino de Makbula Manzur
¿De què sirve el honor? de Rizia Rahman
Bon voyage de Nayan Rahman
Las hijas de Motiyan de Selina Hossain
La inmersiòn de Dilara Hashem 
Barbacoa de  Yharda Das Purakayastha
Raìces de Syeda Farida Rahman
¿Por què llora Dugarti? de Parag Chowdhury
Radha no cocinarà hoy de  Purabi Basu
La fiesta de Shamim Hamid
El trato de Nahid Husain
Arshinagar de Yharna Rahman
Diferente de  Nasrin Yahan 
La caja de maquillaje de Shahin Ajtar
El pàjaro del arco iris del sopor de los sueños de Papri Rahman
El ropero de Nuzhat Amin Mannan
Un viaje nocturno de Shabnam Nadiya

En conclusiòn, este libro es una ventana a Bangladesh; al sufrimiento de sus mujeres, a sus sueños y aspiraciones. 

Le dì 4 estrellas en Good Reads por culpa de un par de relatos que no me emocionaron nada. Pero en general es un libro bastante bueno. Sòlo me costò 5 dòlares a pesar de que  la tapa es dura y bonita.

viernes, 6 de mayo de 2016

Recuento de lecturas de abril (Wrap Up)

Hola buenos dìas a todos, vengo mi recuento de lecturas de abril.

No leì muchos, solo tres porque no son libros cortos de hecho el que menos pàginas tenìa era Matar a un ruiseñor de 300 y tantas;  el que màs Una vacante imprevista con 600 y pico pero Sinsajo no queda atràs porque tenìa màs de 400. Ademàs este mes ha sido una locura en el trabajo, cientos de papeles llegan y no me dan chance casi que ni de respirar. Cuando llego a casa cansada solo busco a mi hijo y luego la cama.

Mis tres lecturas fueron estupendas, ya estàn reseñadas y a todas les di 5 estrellas en Good Reads.


1. Matar un ruiseñor es un clàsico con una moraleja preciosa, luego que lo terminè de leer se lo pasè a mi papa quien tambièn lo disfrutò bastante.

2. Una vacante imprevista fue la sorpresa del mes porque nos muestra una J.K. Rowling cruda y directa, con temas adultos y por lo adultos reales, de sexo, de manipulaciones, de envidias y egoìsmo.

3. Sinsajo por su parte fue la cereza en la copa de helado porque es una historia que me enganchò de principio a fin por el factor empoderamiento de la mujer, argumento del que me declaro adicta. Con un final que no me decepcionò en lo absoluto, todo lo contrario, era lo que yo deseaba y esa chispa de ironìa que Suzanne Collins le dio al resultado es simplemente atrevida.

Espero que todos estèn bien y que estèn disfrutando sus lecturas. Un abrazo enorme para todos <3

jueves, 5 de mayo de 2016

Panamà es màs que Papeles (un post hater)

Una vez màs Panamà figura en el mundo tan solo para vergüenza de los panameños.

Con los Panama Papers, periodistas de otras partes del mundo realizaron arduas investigaciones de la economìa panameña, de nuestras leyes fiscales y las comerciales; para llegar a la conclusiòn de que nuestro paìs es un Paraìso Fiscal que permite la creaciòn de cualquier cantidad de Sociedades Anònimas usadas por  millonarios extranjeros a fin de evadir impuestos, lavar dinero y en el peor de los casos, hasta patrocinar el terrorismo. Por supuesto, esta investigaciòn fue patrocinada por Estados Unidos porque claro, son los papàs de Dios y quieren arreglar el mundo. 

Hace un par de años Colombia nos puso en lista negra por considerarnos un Paraìso Fiscal. Por varias semanas estuvimos indignados acusando a los vecinos colombianos de ser productores de cocaìna, prostitutas y guerrilla; hasta que el tema pasò de moda pues la concentraciòn del panameño de a pie en una coyuntura social o polìtica es la misma que la de un chorlito. 

Luego la herida se volviò a abrir con el trending topic Panama Papers en twitter, facebook e instagram y de nuevo surgiò la ola de patriotas a defender al paìs de esta infame acusaciòn. Pocas veces tenemos el placer de ver a la clase baja, media, alta y oligarquìa pelear junta (mas no revuelta) por el orgullo de la naciòn ¿no es bonito?

En mi opiniòn no lo es. Es de tontos, ya que la gran mayorìa de la gente que defiende a este paìs de los Panama Papers lo hace por ignorancia  pues no tiene ni idea de què significa un paraìso fiscal, no sabe lo que es una sociedad anònima off shore sino que cuando algo se pone de moda simplemente twittean para seguir la corriente. Entonces de esto se aprovechan los abogados de Mossak Fonseca que se revuelcan en pilas de dinero por crear sociedades amarillas, cuyos representates legales son las señoras aseadoras que prestan su nombre para ganarse unos reales desconociendo lo que en verdad hacen con sus datos. A ellos los apoyan nuestros polìticos que son quienes crean y mantienen vigentes leyes flexibles (o por lo menos màs flexibles que en otros paìses) y que permiten que la clase empresarial rehuya responsabilidades tan bàsicas como rendir cuenta de sus actividades comerciales o pagar impuestos proporcionalmente a las ganancias obtenidas. Estos polìticos (y no es casualidad que tambièn sean empresarios) a su vez sacan un discurso populista donde nos dicen que el enemigo viene de afuera y que nos està atacando con blasfemias, cuando en realidad el càncer està en casa. Por ende, el montòn de panameños cabeza de chorlito a los que no les llega agua potable, que estàn insatisfechos con el transporte pùblico, la seguridad social, la alta taza de criminalidad, las escuelas sin terminar, la corrupciòn y la explotaciòn salarial; les da amnesia, se olvidan de todo eso y de hecho empiezan a pelear porque se mantenga en pie un sistema econòmico que hace que el rico pague menos impuestos. O sea, se creen el cuento nacionalista y lamen la bota del que los pisa.

Los memes circularon por todas las redes sociales y con ellos los hashtag:  YoSoyPanamà, SoyHonesto, SoyBuenaPersona ... pero el màs ridìculo de todos era: PanamaEsMasQuePapeles ... claro que somos màs que papeles y yo le voy a decir al mundo entero lo bajo que somos capaces de caer:

1. Somos cochinos:

Un gran porcentaje de la poblaciòn desconoce lo que es un tinaco de basura. Se comen un confite y tiran el papel al suelo. Si toman una soda en el carro, bajan la ventana y desechan la lata con el carro en movimiento. Los colchones viejos y las estufas oxidadas va a parar en las orillas de los rìos. 


Hoy en la mañana tomaron unas imàgenes muy tristes del agua corriendo por un rìo y se veìa como iba flotando la basura. Latas, papeles, bolsas, cartones, empaques de foam para comidas ... què sociedad tan imbècil. 




Las alcantarillas se trancan con botellas plàsticas, luego de inunda la calle y cuando el agua llega a las casas, hay pèrdidas que despuès piden al gobierno que les reembolse.


2. No leemos y robamos libros:


La semana pasada hubieron descuentos por liquidaciòn en ExedraBooks que literalmente quebrò por falta de clientes. Habìan descuentos hasta del 40% para rematar todo y obvio, los mismos panameños de siempre son los que aprovecharon la oportunidad. Sin embargo, vamos por la segunda semana y no se acaban. Pero si te asomas a una discoteca o a un bar, la gente no cabe.


Nos pusieron bibliotecas gratis en las paradas del metro, podìamos tomar un libro, subir al metro y devolverlo en la siguiente parada pero nos los llevamos para nuestras casas. Tal vez los vendemos o tal vez los agarramos para nivelar las patas de una mesa ... no lo sè.


3. Desperdiciamos agua en pleno fenòmeno del niño:


Casi todos los rìos de las provincias centrales Herrera y Los Santos, estàn secos. Aùn asì, durante los carnavales en febrero se hicieron culecos.

 Para quienes no sepan lo que es culequiar, es una tradiciòn panameña donde se celebran los carnavales tirando agua a la gente con un camiòn cisterna. 

Sì mis queridos lectores, mientras el ganado se muere, las plantaciones completas se secan a causa de la sed;  un puñados de estùpidos se para en una plaza debajo del sol, por varias horas, a que les tiren agua.












Algùn polìtco que aparentemente ni siquiera llegò a sexto grado ni aprendiò en la clase de ciencias naturales  sobre el ciclo del agua, comentò que los culecos no afectaban los caudales porque ese agua dulce se sacaba del final del rìo antes de que llegara al mar donde se pierde... ¿en serio? ... ¿se puede ser màs tonto?

4. Nos dirigen incompetentes:

Se preguntaràn ¿por què la cultura del panameño es tan pobre?

El propio Instituto Nacional de Cultura (I.N.A.C.)  està dirigido por mentecatos capaces de hacer un homenaje a un gran poeta panameño y entregarle un cheque sin fondos con una medalla prestada ùnicamente para la foto y un certificado sin firma. ¡Coño! Hubieran esperado que se muriera para hacerle una plaquita y mandàrsela a los familiares para que no tuviera que sufrir tamaña humillaciòn.


Tenemos un serio complejo de inferioridad cuando nos sentimos alegres porque nos llaman "La pequeña Nueva York" o "La Mini Dubai" y en cambio no nos molesta tener pupù en la cabeza. Para la educaciòn, el arte y la cultura se da un mìnimo de inversiòn por lo que aùn seguiremos viendo escuelas rancho, niños dando clases sin zapatos en las comarcas o sentados en un tanque de pintura.


Este es un post cargado de estrès porque asì me tienen. Y he escrito el post en plural porque parece ser que el panameño no se percata que por uno pagamos todos. ¿Cuàndo  vamos a cambiar?

Cada mañana acompaño mi desayuno con una nueva manifestaciòn de la idiotez del panameño y no veo que nadie reaccione. Ni las autoridades ponen orden ni la sociedad exige respuestas a las verdaderas necesidades. Ahh pero estàn al dìa opinando sobre Mossak Fonseca...

Me perdonan mi ausencia por sus blogs, he tenido muchìsimo trabajo y estoy bien concentrada en otros proyectos personales que me quitan màs tiempo del que desearìa.

Saludos y voy a tomarme la presiòn ... me duele la cabeza.