jueves, 5 de mayo de 2016

Panamà es màs que Papeles (un post hater)

Una vez màs Panamà figura en el mundo tan solo para vergüenza de los panameños.

Con los Panama Papers, periodistas de otras partes del mundo realizaron arduas investigaciones de la economìa panameña, de nuestras leyes fiscales y las comerciales; para llegar a la conclusiòn de que nuestro paìs es un Paraìso Fiscal que permite la creaciòn de cualquier cantidad de Sociedades Anònimas usadas por  millonarios extranjeros a fin de evadir impuestos, lavar dinero y en el peor de los casos, hasta patrocinar el terrorismo. Por supuesto, esta investigaciòn fue patrocinada por Estados Unidos porque claro, son los papàs de Dios y quieren arreglar el mundo. 

Hace un par de años Colombia nos puso en lista negra por considerarnos un Paraìso Fiscal. Por varias semanas estuvimos indignados acusando a los vecinos colombianos de ser productores de cocaìna, prostitutas y guerrilla; hasta que el tema pasò de moda pues la concentraciòn del panameño de a pie en una coyuntura social o polìtica es la misma que la de un chorlito. 

Luego la herida se volviò a abrir con el trending topic Panama Papers en twitter, facebook e instagram y de nuevo surgiò la ola de patriotas a defender al paìs de esta infame acusaciòn. Pocas veces tenemos el placer de ver a la clase baja, media, alta y oligarquìa pelear junta (mas no revuelta) por el orgullo de la naciòn ¿no es bonito?

En mi opiniòn no lo es. Es de tontos, ya que la gran mayorìa de la gente que defiende a este paìs de los Panama Papers lo hace por ignorancia  pues no tiene ni idea de què significa un paraìso fiscal, no sabe lo que es una sociedad anònima off shore sino que cuando algo se pone de moda simplemente twittean para seguir la corriente. Entonces de esto se aprovechan los abogados de Mossak Fonseca que se revuelcan en pilas de dinero por crear sociedades amarillas, cuyos representates legales son las señoras aseadoras que prestan su nombre para ganarse unos reales desconociendo lo que en verdad hacen con sus datos. A ellos los apoyan nuestros polìticos que son quienes crean y mantienen vigentes leyes flexibles (o por lo menos màs flexibles que en otros paìses) y que permiten que la clase empresarial rehuya responsabilidades tan bàsicas como rendir cuenta de sus actividades comerciales o pagar impuestos proporcionalmente a las ganancias obtenidas. Estos polìticos (y no es casualidad que tambièn sean empresarios) a su vez sacan un discurso populista donde nos dicen que el enemigo viene de afuera y que nos està atacando con blasfemias, cuando en realidad el càncer està en casa. Por ende, el montòn de panameños cabeza de chorlito a los que no les llega agua potable, que estàn insatisfechos con el transporte pùblico, la seguridad social, la alta taza de criminalidad, las escuelas sin terminar, la corrupciòn y la explotaciòn salarial; les da amnesia, se olvidan de todo eso y de hecho empiezan a pelear porque se mantenga en pie un sistema econòmico que hace que el rico pague menos impuestos. O sea, se creen el cuento nacionalista y lamen la bota del que los pisa.

Los memes circularon por todas las redes sociales y con ellos los hashtag:  YoSoyPanamà, SoyHonesto, SoyBuenaPersona ... pero el màs ridìculo de todos era: PanamaEsMasQuePapeles ... claro que somos màs que papeles y yo le voy a decir al mundo entero lo bajo que somos capaces de caer:

1. Somos cochinos:

Un gran porcentaje de la poblaciòn desconoce lo que es un tinaco de basura. Se comen un confite y tiran el papel al suelo. Si toman una soda en el carro, bajan la ventana y desechan la lata con el carro en movimiento. Los colchones viejos y las estufas oxidadas va a parar en las orillas de los rìos. 


Hoy en la mañana tomaron unas imàgenes muy tristes del agua corriendo por un rìo y se veìa como iba flotando la basura. Latas, papeles, bolsas, cartones, empaques de foam para comidas ... què sociedad tan imbècil. 




Las alcantarillas se trancan con botellas plàsticas, luego de inunda la calle y cuando el agua llega a las casas, hay pèrdidas que despuès piden al gobierno que les reembolse.


2. No leemos y robamos libros:


La semana pasada hubieron descuentos por liquidaciòn en ExedraBooks que literalmente quebrò por falta de clientes. Habìan descuentos hasta del 40% para rematar todo y obvio, los mismos panameños de siempre son los que aprovecharon la oportunidad. Sin embargo, vamos por la segunda semana y no se acaban. Pero si te asomas a una discoteca o a un bar, la gente no cabe.


Nos pusieron bibliotecas gratis en las paradas del metro, podìamos tomar un libro, subir al metro y devolverlo en la siguiente parada pero nos los llevamos para nuestras casas. Tal vez los vendemos o tal vez los agarramos para nivelar las patas de una mesa ... no lo sè.


3. Desperdiciamos agua en pleno fenòmeno del niño:


Casi todos los rìos de las provincias centrales Herrera y Los Santos, estàn secos. Aùn asì, durante los carnavales en febrero se hicieron culecos.

 Para quienes no sepan lo que es culequiar, es una tradiciòn panameña donde se celebran los carnavales tirando agua a la gente con un camiòn cisterna. 

Sì mis queridos lectores, mientras el ganado se muere, las plantaciones completas se secan a causa de la sed;  un puñados de estùpidos se para en una plaza debajo del sol, por varias horas, a que les tiren agua.












Algùn polìtco que aparentemente ni siquiera llegò a sexto grado ni aprendiò en la clase de ciencias naturales  sobre el ciclo del agua, comentò que los culecos no afectaban los caudales porque ese agua dulce se sacaba del final del rìo antes de que llegara al mar donde se pierde... ¿en serio? ... ¿se puede ser màs tonto?

4. Nos dirigen incompetentes:

Se preguntaràn ¿por què la cultura del panameño es tan pobre?

El propio Instituto Nacional de Cultura (I.N.A.C.)  està dirigido por mentecatos capaces de hacer un homenaje a un gran poeta panameño y entregarle un cheque sin fondos con una medalla prestada ùnicamente para la foto y un certificado sin firma. ¡Coño! Hubieran esperado que se muriera para hacerle una plaquita y mandàrsela a los familiares para que no tuviera que sufrir tamaña humillaciòn.


Tenemos un serio complejo de inferioridad cuando nos sentimos alegres porque nos llaman "La pequeña Nueva York" o "La Mini Dubai" y en cambio no nos molesta tener pupù en la cabeza. Para la educaciòn, el arte y la cultura se da un mìnimo de inversiòn por lo que aùn seguiremos viendo escuelas rancho, niños dando clases sin zapatos en las comarcas o sentados en un tanque de pintura.


Este es un post cargado de estrès porque asì me tienen. Y he escrito el post en plural porque parece ser que el panameño no se percata que por uno pagamos todos. ¿Cuàndo  vamos a cambiar?

Cada mañana acompaño mi desayuno con una nueva manifestaciòn de la idiotez del panameño y no veo que nadie reaccione. Ni las autoridades ponen orden ni la sociedad exige respuestas a las verdaderas necesidades. Ahh pero estàn al dìa opinando sobre Mossak Fonseca...

Me perdonan mi ausencia por sus blogs, he tenido muchìsimo trabajo y estoy bien concentrada en otros proyectos personales que me quitan màs tiempo del que desearìa.

Saludos y voy a tomarme la presiòn ... me duele la cabeza.

6 comentarios:

  1. Hola!!!!!
    Si te sirve de consuelo nosotros también estamos gobernados por ineptos, y no solo eso, somos los españoles(los políticos y los ricos, claro) los grandes "usuarios" de los Panamá papers.
    De lo único que no puedo acusar a los españoles es de sucios, mayoritariamente cuidamos los ríos y las calles.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  2. Arethusa eres muy dura con tu país. Entiendo que tienes razón seguramente porque en el mío pasan cosas similares. La corrupción nos inunda cada mañana en el desayuno y el partido más corrupto sigue siendo el más votado; y la gente quiere pensar que todos los partidos son iguales lo que no hace más que dar bola a los más corruptos igualándolos a todos, porque es cierto que en todos los partidos hay corruptos, pero en uno en concreto, la corrupción parece genética.
    En fin que aquí también hay para desesperarse. Consuélate un poco, al menos.
    No te preocupes si no apareces por los blogs, entiendo que hay temporadas en que una no tiene tiempo ni de vivir y tú con un niño pequeño, ya tienes para entretenerte bastante.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola bonita!

    Me encantan tus reflexiones porque sos tan consciente y tus textos tan bien escritos que si uno no entiende nada de politica, empeza a entender mejor o por lo menos a interesarse.
    Esta realidad de Panamá no es sólo en Panamá, pero en toda latino America. No sé porque, pero desafortunadamente grande parte de nuestra gente tiene esta cultura. Una lástima que la gente no hace caso de buscar por un cambio y creo que nuestros lideres son el reflejo de nuestraas malas eleciones.
    El de Panama Papers puso a Panama en el ojo del huracan, y me parece bien que la gente salga a defender la image de su pais, pero, hay que exigir también un cambio en las instituciones, en las leyes. La gente debe unirse para sacar estos politicos que solo sacan nuestra plata sin hacernos nada de nada nunca.

    Besitos

    ResponderEliminar
  4. Qué bien has expresado todo, ese patrioterismo de pacotilla que aflora cuando creemos que nos atacan el orgullo nacional. ¿Qué orgullo? ¿El de los dirigentes?
    Hace unos años ridiculizaron en un programa televisivo francés de humor al deporte español (que conste que la fobia francesa hacia nuestros deportistas es deplorable) entonces en España todos nos sentimos indignados porque habían atacado nuestro orgullo. El caso es que la corrupción campa a sus anchas y los ladrones nos gobiernan, pero ante eso nadie se revuelve ni se manifiesta.
    En fin, Arethusa, que lo que pasa en Panamá, por desgracia, abunda en otros sitios. Dice mucho de ti cómo te enfada el comportamiento de tus compatriotas, pero tómatelo con calma y vigila la tensión sanguínea.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Me ha impactado tu post, Arethusa. Creo que es duro pero también creo que está cargado de razón (tú mejor que nadie puede saberlo). Ser patriota no tiene nada que ver con frases hechas, sino con contribuir a que tu país sea grande, y eso empieza con la cultura en el más amplio sentido de la palabra. Es triste ver que el pueblo saca pecho cuando se habla de temas que quizás ni comprenden, como dices, pero no a la hora de mantener un sitio bonito limpio o leer para ampliar horizontes. Como ya te han dicho antes, si te consuela saberlo, eso mismo también pasa en otros muchos sitios.

    Cuídate mucho y utiliza este post para desahogarte, pero nada de ponerte mala, ¿vale?

    ¡¡Un abrazo y ánimo!!

    ResponderEliminar
  6. Amiga Are, entiendo tu molestia de que las cosas no cambien, vamos que nosotros tenemos también la culpa por nuestras actitudes y esa extraña habilidad de elegir a los peores gobernantes. Mi país pasa por algo parecido, hemos tenido uno de los gobiernos más corruptos del mundo y pretenden elegir a la hija del causante que mi país esté en ese horrendo ranking. Un abrazo y mira a ese bello bebé que tienes, se te quitarán todas las molestias.

    ResponderEliminar

Gracias por leer y si te animas a dejar un comentario, gracias de nuevo. Por favor, no dudes en dejarme tu link para devolverte la visita.