miércoles, 27 de enero de 2016

Reseña Nº2: Caminos y Encuentros de Rose Marie Tapia

Difìcilmente y me atrevo a apostar lo que quieran, leerè algo peor que este libro en 2016. Primero no podìa  creer que la misma autora de Roberto por el buen camino y Àngeles del Olvido, hubiese escrito Caminos y Encuentros. Digo, tampoco es que las dos primeras fueran obras maestras inolvidables pero al menos tenìan una moraleja para tomar en serio, crìtica social y realismo. Mas luego de investigar me di cuenta que Caminos y Encuentros  se trata de la primera novela de Rose Marie Tapia y se nota, Dios mìo,  es muy obvio porque es terrible en la forma y en el fondo.

La escribiò en el año 2000 y lleguè a ella gracias a una entrevista que le hicieron en youtube donde afirmaba que la misma contenìa matices polìticos y de historia (ambientada en el règimen militar de Noriega y la posterior invasiòn norteamericana a Panamà), mezclados con algo de esoterismo y magia oculta. A mì me recordò de inmediato a La casa de los Espìritus de Isabel Allende y por eso llamò mi atenciòn; de ahì que le diera un voto de confianza. No obstante, no estaba preparada para la cantidad de ridiculeces que leerìa de principio a fin.

Con este libro cumplo un segundo punto del reto de Rosmairis Piamo, en cuanto a leer un libro que no habìa terminado y es que, por si no lo recuerdan, este libro tambièn està en mi top 5 de peores lecturas de 2015 ya que lo dejè a medias por lo absurdo que es. Es una làstima lo negativa que serà esta reseña porque al ser una autora panameña, me gustarìa poder hablar mejor de su trabajo. Tal vez para lograr eso vuelva a leer Roberto por el buen camino, pero mientras tanto, tengo que ser sincera.

Primero que nada, la protagonista de la historia, Marlene, quien se supone que es la propia Rose Marie Tapia (ya que algo tiene de novela autobiogràfica), me ha caìdo mal hasta tuètano. Todo comienza cuando la Marlene va a un hospital donde la internan por taquicardia y ahì conoce a una colombiana que sabe de cartomancia, lo que le llama mucho la atenciòn y pide que le enseñe a tirar las cartas. En una semana aprende tanto que le termina leyendo las cartas a dos personas, a su propia mentora y a un doctor, quienes primero no creen en lo que se les pronostica y luego se les cumple todito dejàndolos atònitos. Uno pensarìa, ok, sòlo es suerte de principiante, pero no lo es y ella se encargarà de probarlo tiràndole las caras a medio mundo. Asì que durante toda la novela, Marlene, casi que se considera a ella misma una Diosa. Le lee las cartas a muchos escèpticos, predice sucesos con lujo de detalles, la gente se rìe de ella porque creen que està media loca, ella dice no me subestimes y luego todo sucede tal cual ella lo advirtiò. Entoces todos al final se salen con: ¡No lo puedo creer!, ¡No puede ser!, ¿Còmo es posible? ¡Eres bruja!  bla bla bla y anècdotas igualitas siguen repitièndose al menos de 7 a 10 veces màs,  bajo el mismo patròn narrativo que se supone debe dejar maravillado el lector en cuanto al don magnìfico de la protagonista, pero que produce un efecto cansòn y demuestra escasez de ideas para desarrollar el argumento sin parecer desesperada por credibilidad.

Ademàs, la autora no tiene un manejo amplio del lenguaje, se ve limitada por las palabras en muchos pàrrafos, es un libro plano que no tiene giros y aunque la protagonista  narra en presente o nos cuenta algo que recuerda de su pasado y luego dice lo que pasarà en el futuro, siempre lo hace de una manera corriente y nada nos transporta a ninguno de estos tiempos.

Por otro lado, Marlene es de ese tipo de personas que tienen el insoportable defecto de hablar demasiado bien de sì mismas.

"Espiritualmente nos parecìamos (...) con una gran capacidad para penetrar en el alma de las personas, con vocaciòn de servicio y con un gran amor por el pròjimo"

Cielo santo, yo me imagino dicièndole eso a otras personas y me da vergüenza. Encima de eso, es indecisa, hipòcrita y contraproducente durante todo el libro. Un dìa habla de Dios y su devota fe, y al otro està consultando "gente muerta" con la Quija. Un dìa decide no recurrir màs a las cartas para adivinar el futuro, pero entonces aprende a leer el tè. Otros dìa se aburre de leer el te y luego vuelve a las cartas, dias despuès  vuelve a prometer no practicar las cartas y luego lo hace de nuevo. ¡Pero que estupidez!

"Por esa razòn mi determinaciòn de dejar de hacer las barajas se mantuvo firme" 

"Le contestè que lo sentìa mucho porque no iba a reconsiderar mi decisiòn de no volver a hacer las cartas"

 "No debo hacer las cartas, porque hice una promesa, pero hay otras formas de adivinar el futuro."

Durante el uso de Quija, Marlene necesita consultar muertos que sepan de polìtica criolla. Entonces le parece una idea brillante invocar a Arnulfo Arias porque segùn ella "como lìder carismàtico y controversial del siglo XX no le gana a nadie." A ver, para quienes no sean panameños, Arnulfo Arias fue un Presidente de Panamà a quien le hicieron golpe de Estado tres veces y que en su momento  "ordenó el cierre de periódicos, despidió funcionarios desafectos, revocó derechos constitucionales, encarceló a sus críticos y recurrió a tácticas violentas empleando organizaciones paramilitares, todo lo cual le hizo enfrentar opositores decididos y críticas persistentes." Ademàs de que el maldito era racista a morir, habìa "antecedentes que involucraban a Arias con el partido nazi alemán."
En cambio, cuando alguien propone que se entreviste al fallecido Omar Torrijos Herrera,  Marlene opina "A Torrijos, no me parece una buena idea. Hablar con Torrijos me es sumamente desagradable, siempre lo he considerado un dictador igual que Noriega." jajajajajajaja ¿Y Arnulfo Arias, no?

En fin, los muertos estàn al tanto de la actualidad polìtica de Panamà y aparentemente leen la mente de Noriega, saben cada paso que va a dar, por lo que le revelan toda esa inteligencia a Marlene. Cuando se hace muy famosa por sus predicciones, hasta un sacerdote le dice "Lo importante es que sepas administrar los talentos que Dios te dio y nunca reniegues de ello".

"Yo sè que la Iglesia no està de acuerdo con estas pràcticas, pero la Iglesia catòlica algun dìa se va a flexibilizar." 

Para Marlene lo importante es lo que dice la Iglesia, no lo que dice Dios mediante la biblia. Sigue convencida de que este poder psìquico, este don de la clarividencia, proviene de Dios, aunque la biblia lo condene una y otra vez. Varias veces durante sesiones de Quija siente presencias malignas, pero como el fin justifica los medios y ella es una heroìna, le saca todo el jugo a la tabla para saber bien el chisme que los muertos le transmiten. 

Por un momento pensè que este libro era una especie de parodia, pero luego me puse a pensar que no me dio risa nada, la trama no conduce a nada, el final pasa desapercibido porque cuando Noriega se entrega (esto no es spoiler esto es historia de Panamà) Marlene sigue hablando de cursos que tomò sobre Control Mental y sanaciòn con el positivismo, concentraciòn y fe. Luego nos cuenta que no sabìa còmo enviar un correo electrònico por lo que invocò a un ingeniero del año 2020 y èste le resolviò su problema. Incluso tiene a Nostradamus como asesor mental imaginario. ?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿


Las ùltimas pàginas son todas una incoherencia y me pregunto si Rose Marie Tapia estaba bromeando. Afortunadamente puedo decir que con los años ha mejorado, asì que me comprometo a reeleer a Roberto por el buen camino para traerles la reseña.

7 comentarios:

  1. Uffff, qué pena leer una reseña tan negativa y más si es una autora de tu país pero está claro que si la novel es incoherente hay que decir la verdad. Yo no la conocía, pero muchas gracias por compartirlo.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  2. Hola!
    No había escuchado sobre esta autora ni de sus obras, y que mal haber topado justo con esta reseña para conocerla porque se ve que este no es su mejor trabajo y raya en lo absurdo.
    Sin embargo, voy a tratar de no generar un rechazo con la autora para darle la oportunidad con otras historias más adelante.
    Y tienes totalmente la razón, hay que decir siempre la verdad sobre nuestra opinión de una historia, gracias por tu sinceridad.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Me pareció una reseña muy honesta de tu parte. Hay que decir la verdad, hay libros que nos atraen mucho pero después nos decepcionan terriblemente. Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Hay libros tan malos y absurdos que soy incapaz de leer enteros.
    Gracias por la reseña tan completa.
    Besitos!!

    ResponderEliminar
  5. Por si tu reseña no fuera suficiente, basta con leer el párrafo que has marcado para ver que es muy estrambótico. Una lástima la decepción, y más aun tratándose de una escritora de tu tierra. Parece que los errores duelen más cuanto más familiares sean (o compatriotas). Espero la reseña que prometes de la misma autora a ver si nos quitamos la espinita.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Muy buena reseña. A mi ha habido ocasiones que me ha pasado con algunos libros que se me han hecho imposibles de poderlos leer, sea por aburrimiento o porque no le veía sentido alguno así que siempre antes de comprar un libro siempre intento saber opiniones del mismo :D.
    ¡Besines!

    ResponderEliminar
  7. A mi hija, que está en 7mo del colegio, se lo asignaron como una de las novelas del mes y ha sido todo un reto leerlo para que pueda hacer el examen correspondiente.
    Es totalmente incoherente y el insinuar que Dios está de acuerdo con las prácticas esotéricas me pareció una falta de respeto.

    ResponderEliminar

Gracias por leer y si te animas a dejar un comentario, gracias de nuevo. Por favor, no dudes en dejarme tu link para devolverte la visita.