viernes, 27 de febrero de 2015

La literatura light y las 50 sombras de Grey.

Confieso que soy de las que cree que muchos de los escritores contemporàneos carecen de talento para armar buenas historias, tienen ideas trilladas y que se concentran màs en vender que en disfrutar de escribir una buena obra, bien pensada y ùtil.

No he comprado libros de un novelista vivo desde que Gabriel Garcìa Marquès muriò, porque los que compraba eran los de èl. Y es asì porque creo que aùn hay mucho que deseo leer sobre grandes filòsofos de la literatura universal ... gente que te enseñaba a leer, escribir, pensar y te transporta.


Si a la gente le gusta el tipo de historias donde la mujer es la indefensa, vulnerable, inexperta, que se enamora de un ricachòn, buen mozo, que la trata mal y que encima, su posterior transformaciòn a chica superpoderosa es gracias (o mejor dicho por culpa) de èse hombre, pues que le disfruten. Este es el argumento principal de novelas como 11 Minutos que tuve el disgusto de leer y Crepùsculo que me venciò ya que el nivel de cursilerìa fue abrumador al punto de devolverle su porquerìa a quien me la habìa prestado.

Ambas "obras" me dejaron convencida de que tanto autores masculinos como femeninos, tienen un punto de vista machista y retrògrada de la figura femenina.

Ya J.K. Rowling vislumbraba la importancia de traer una heroìna a la literatura light tan comùn en estos dìas, pues a pesar de crear a Harry Potter como el principal del mundo de la magia, diò un importante espacio a Hermione Granger EN TODOS LOS LIBROS como la màs inteligente, astuta y decidida de su trìo de adolescentes. ¡ Y eso que es un libro de farmacia ! Pero cabe la casualidad, que J.K. Rowling fue una mujer que sufriò abuso, pasò trabajo, humillaciones y a pesar de todo esto, demostrò en su libro la complejidad y creatividad de su historia, con giros, experiencias de vida con las que nos identificamos muchos. Es un argumento que divierte y entretiene, pero que sobre todo envuelve el espìritu de su creadora, una mujer con agallas.Aunque no comprè sus libros, leì La Orden del Fènix (que me prestaron) y estuvo exelente.

Esto es lo que yo considero que ocurre con 50 sombras de Grey:

Cuando supe del patàn de Christian Grey recordè a Dorian Gray. Apuesto, arrogante, poderoso econòmica y socialmente. Nada nuevo. Incluso la similitud en los nombres es obvia. Pero en la novela de Oscar WIlde, Dorian Gray no era el hèroe, era eso ... un villano y como tal paga las consecuencias de su maldita vanidad.

 Sin embargo, saber que una mujer puede enorgullecerse de crear un personaje como Anastacia Steel: insegura, de baja autoestima, virginal pero que a la par se plantea la idea de perder su inocencia producto de vejaciones propinadas por hombre traumado; me reviente. Me preocupa tambièn el mensaje que transmite a todas las adolescentes inseguras y con baja autoestima que intentan indagar en su sexualidad a travès de una obra tan machista, pensando equivocadamente que ser sexualmente activa y vìctima de abuso, es de hecho una forma de feminismo invertido. Es decir, una feminista que tiene el poder de decir "NO" contra la violancia que sufre, pero contraproducentemente decide ser partìcipe de ella, consentirla y disfrutarla.

 ¿Es posible que una mujer disfrute ser acosada o humillada? No lo creo. Pero de lo que sì estoy segura es que existen mujeres abusadas que permanecen leales y sumisas a sus parejas violentas, por amor. Por lo tanto, el amor malsano que reciben lo pagan con amor abnegado. Es triste, pero ocurre. Màs el resto del mundo sabe que es una situaciòn digna de làstima, no eròtica.

Cuando leì Justine y los Infortunios de la Virtud del Marquès de Sade (que para quien no lo sepa de ahì nace la palabra sadismo), quedè anonadada con la explicaciòn filosòfica y cultural con que los sàdicos justificaban sus vejaciones contra mujeres vulnerables que caìan en sus trampas en busca de trabajo honesto y a quienes consideraban seres carentes de alma, tal como objetos. Pese a cualquier explicaciòn, jàmàs una persona cuerda disfrutarìa realizar barbaridades como èsta a la persona que ama. Sì, porque una sàdico no te va a poner a firmar un contrato, simplemente te va a someter contra tu voluntad para lastimarte y lograr una eyaculaciòn. Quizà,dependiendo de su depravaciòn, hasta te mate.

El Marquès de Sade no es un escritor fàcil de leer. Atenta contra tus principios morales (si es que los tienes), màs de lo que deberìas permitir. Yo en lo personal terminè las quinientas y pico de pàginas de su libro por curiosidad del tan deseado final del calvario y maravillada de la perseverancia de Justine, asì como su nobleza de corazòn. Pero no volverè a leer nada suyo al menos en los pròximos 5 años pues creo que mentalmente agota imaginar tanto dolor: sangrados, desgarros, golpes. Pero satisfice una curiosidad, que creì en un principio necesidad para mi intelecto, sabiendo discernir quièn era el bueno y quièn el malo.

Hay que estar claros que la persona mentalmente enferma no es una persona a quien debamos admirar. Es una persona con serios problemas, asi como Christian Grey, que pueden incluso convertirse en un peligro para cualquier comunidad. ¿Què ocurrirìa entonces si Gray no tuviera la fortuna para pagar esclavas sexuales? ¿Serìa un violador clandestino o un asesino en serie? ¿Se enamorarìa Anastacia de un barrendero o taxista que no le ofrece màs que sexo violento a cambio de nada?

Ahora que se ha puesto de moda las 50 sombras de Grey han salido más de una con que es la mejor obra que han leído. Y es que resulta que ahora a todas les gusta el sexo rudo y asumo que más de un novio o marido o esposo le pedirá la retaguardia aprovechándose de la situación, por lo que diràn contentìsimas que sì.

 No pretendo faltarle el respeto a las lectoras de 50 sombras de Grey cuando les confieso que me parece estúpida sin sentido, la ocurrencia de que una mujer virgen se va a prestar para que la recontraperforen a cambio de nada. Pero honestamente les informo que por leer esa basura se están perdiendo de muchos buenos  libros con erotismo de calidad y la mercadotécnia las está atragantando de vil pornografía.

miércoles, 11 de febrero de 2015

¿Por qué dejè a las Army Girls?

Creo que en toda mi vida, cuando quise hacer algo, por diversiòn, moda o vocación, lo hice ... hasta que me aburrìa o querìa probar otra cosa que me interesara más.

 Ya se habràn dado cuenta por mis cachetes que yo estoy pasadita de peso jejeje no es que me enorgullezca mi falta de ejercicio y mala disciplina con las dietas, pero soy asì... me gusta comer y sòlo hago ejercicio cuando alguien màs me acompaña y me motiva. ¿Suena irresponsable? Tal vez sì lo sea, por supuesto que debo cuidar màs mi salud, pero què le voy a hacer ... esta soy yo. La cuestión es que desde el colegio no hacìa deportes, lo cual es a mi parecer la manera màs divertida de hacer ejercicio y sudar. Por eso, cuando vi que en Chiriquì habìan equipos que estaban reclutando jugadoras, me apuntè y Army Girls me recibiò como liniera defensiva, para despuès proteger a la QB como center en la lìnea ofensiva.
 No me voy a extender en el cuento de còmo llegué a armys porque sobre èsto ya tengo otras entradas; pero sì quiero aclarar que cuando yo llegué al equipo, jamàs habìan ganado un solo juego y eso no me importaba.

Jugue dos temporadas, hasta que salì embarazada. En diciembre de 2013 suspendì mis pràcticas y ya no participè màs en el equipo como jugadora, puesto que debìa proteger mi vientre. Pero seguì tras bastidores con army, en la logística, organización de eventos, administradora de sus redes sociales, como tesorera, etc.

Volvì a jugar dos meses despuès de dar a luz, decisión que tomè impulsivamente pese a las recomendaciones de mi abuela, mi mamà, mi suegra y mi papà, preocupados por mi salud. Pero es que yo extrañaba la birria, uniformarme y los entrenamientos. Terca como soy, seguì jugando y nada malo pasò, gracias a Dios... hasta diciembre 5 meses despuès de dar a luz, que tuve un sangrado y en realidad no estoy segura si el flag tuvo algo que ver en eso o si fueron unas cajas pesadas de la oficina que movì yo solita (soy muy fuerte). Pero ya para noviembre, las responsabilidades de las pràcticas, las cuentas, los cobros, los juegos fuera de la provincia y las actividades del equipo; me estaban abrumando demasiado.

 Llegaba cansada del trabajo y veìa a mi hijo una hora antes de correr a los entrenamientos, dos veces por semana. Luego me daba pena pedirle a algùn familiar que se quedara con mi bebè mientras yo me iba a jugar. Aunque nadie me dijera "NO LO VOY A CUIDAR" ... ya estaba empezando a sentir remordimientos de conciencia.

 Al principio todo resultaba cómodo porque yo estaba de licencia por el fuero maternal y todo el dìa estaba con mi bebè, por lo que al irme de noche a practicar flag, mi mamà o suegra me hacìan el favor de vigilar a mi hijo una o dos horas. Despuès para poder ir a practicar debìa irme en taxi y regresar en taxi (para llegar a tiempo al estadio y no llegar tarde a la casa abusando del tiempo de la nana de turno), lo que representabaun gasto significativo. Vengan las mensualidades del equipo, otro gasto. Sùmele mis implementos y artìculos deportivos, màs plata. Pagar los boletos de rifa que me tocaban vender y que no logrè vender, màs dinero. Y yo pensaba, ok ... la lata de leche de mi bebè cuesta tanto, mi esposo compra los pampers, yo pago el pediatra, la renta, el cable, la luz, mi esposo consigue las medicinas del bebi, salgo a las 4:00 pm, tengo que dejar las mamaderas hervidas, tambièn faltan toallitas hùmedas ... en el pricesmart estàn màs baratas, hay que comprar esto lo otro, vacunas, fiebres, muermo ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh. 

¿Me entienden?

 El estrès de pensar tantas cosas a la vez: trabajo a las ocho, salir estropeada de la birria, bebè con hambre de madrugada y yo con sueño, esposo con ganas de hacer el amor y yo mancada de las sentadillas... yo querìa cumplir con todos y ya no podìa.

 A veces aunque quieras, simplemente NO PUEDES porque la mujer maravilla no existe. Y si alguna otra lo logra, es mi hèroe.

 Mi papà me veìa llegar bañada de agua lluvia y me advertìa que un resfriado que me cayera, le caerìa a mi bebè y entre màs lo pensaba, màs me convencìa de que el flag ya no era para mì.

Jugar en army es una responsabilidad que requiere seriedad. Ya no me divertìa, me estresaba. No querìa quedar mal con mi equipo, pero tampoco con mi familia. Me iba a jugar y pensaba mucho en Denzel, querìa jugar con èl porque ya no dormìa tanto como cuando estaba recièn nacido y podìa conocerlo mejor. Me daba la màs hemosas sonrisas, hasta sentìa que sabìa a què hora yo salìa del trabajo. Lo querìa dormir yo, cantàndole como cuando estuve de licencia. Le querìa dar su ùltima ducha del dìa con agua tibia, calmadamente, jugar con su patito de hule, verlo chapotear y hacerle sus masajes antes de dormir. Ya no podìa disfrutar el flag como antes porque disfrutaba màs ser mamà que jugadora de flag. ¡ Y NO ME PENA DECIRLO ! El tiempo que paso con Denzel es fantàstico, se da cuenta que èl es primero para mì y mi esposo no me lo dice, pero tambièn se alivia tenièndome para èl cuando èl quiera. LO amo y siempre voy a estar agradecida porque me apoyò en esta aventura junto a las armys, nunca me pidiò que lo dejara y sè que nunca me pedirìa que dejara de hacer algo que me hace feliz.

 Ademàs hay otras cosas que tambièn querìa hacer y no podìa por falta de tiempo. ESte nuevo hobbie me permite divertirme en casa y practicarlo mientras Denzel duerme o juego en su cunita. Se trata de nada màs y nada menos, que de mi nuevo Blog sobre maquillaje. Era un sueño que tenìa hace rato y que intentè sacar adelante una vez pero por falta de dedicación y compromiso, no iba para ningún lado. El maquillaje es una cosa que a mì me fascina y me emociona. Mi mamà solìa ser maquilladora profesional de la marca Christian Dior en Farmacias Revilla. Recuerdo que me llevaba con ella cuando maquillaba modelos de pasarela y revista. No se me olvida que su tocador estaba lleno de cremas, perfumes, brochas, paletas y labiales con los que me dejaba jugar siempre con la condición de que no dañara nada. Ella solìa maquillarme desde chiquita y creo que de ahì es mi locura con todo este tema de la cosmética.

 Tambièn es positivo el hecho de que volvì a invertir en mi cabello como antes, sus blowers, tratamientos, planchas, cortes puntuales y no cuando ya las puntas estaban abiertas hasta la mitad de la cabellera jajajaja. Era mentira que yo iba a gastar 15 palos en el salòn de belleza para irme a sudar la cabeza en los entrenamientos.

 Por ùltimo, la otra razòn por la que no me arrepiento de dejar el flag, es porque me fui de un equipo diferente. Un equipo que ahora tiene reglamento, un control de contabilidad, una mascota espectacular, planta en su cuenta bancaria y un uniforme conmemorativo de su primer campeonato ... ¡ SÍ porque en 2014 mis muchachas fueros las campeonas de la temporada de verano de la LFAC ! Todo eso lo logramos juntas, trabajando en equipo en la cancha o en la logística, toleràndonos cuando èramos intolerables, regañándonos por las metidas de pata, protegièndonos las unas a las otras.

 Estoy muy orgullosa de ser army y siempre lo estarè. Me trajo amistades que con el favor de Dios jamàs perderè contacto y a las que quiero muchìsimo. Desde mi coach, su bella esposa Isis, Pao, las hermanitas Moreno, la loca de Mavis, la hiperactiva de Luisa, Evelyn, la laboriosa Lorena, la super mega hiper mamà Kristy (una de las mujeres màs valientes y trabajadoras que conozco), Cynthia, Jhaneth, Eva, Marthita, Jazmín uffff entre otras que en algùn momento me dieron una palabra de bienvenida o aliento, otras que ya no estàn porque como yo han seguido otros caminos pero que en el corazòn siempre llevaremos el color fusia y el camuflage tatuado en el alma.


Go Army. Mi otra familia.