viernes, 28 de agosto de 2015

El odio mal enfocado

Muchos, la gran mayorìa de panameños, dicen que los privados de libertad deben podrirse en la càrcel. De esos muchos, conozco varios que han cambiado de parecer cuando por cosas de la vida un hijo, padre, esposo, hermano; cae en desgracia con la ley.

En Panamà no existe la pena de muerte ni tampoco la cadena perpètua, eso quiere decir que todas las personas que infringin la ley, una vez cumplan sus condenas, regresaràn a las calles de Panamà. Con esto no digo que debemos aumentar las penas, o que debemos implementar la pena capital (de esta ùltima yo estoy rotundamente en contra); sino que me gustarìa que pensàramos màs allà de la reprensiòn del delito porque pareciera que estamos ignorando el meollo del asunto. 

Los gobiernos le venden a la ciudadanìa un concepto falso de polìticas de seguridad, por ejemplo, dàndole armas màs grandes a los policìas, aumentando salarios de los uniformados para que no caigan en la corrupciòn, hablando de una supuesta mano dura que màs que justicia suena a venganza y en la euforia de acabar con la inseguridad del paìs, hacinan las càrceles mezclando a delincuentes primarios con reincidentes, criminales despiadados en el mismo pabellòn que los sancionados por delitos menores. ¡No se dejen engañar! Lo ùnico que se logra con esto es acrecentar la crisis del sistema penitenciario de tal manera que la resocializaciòn se hace imposible y luego devolvemos a la comunidad a expertos en maldad.

Necesitamos que nuestros dirigentes polìticos estudien la problemàtica, inviertan en prevenciòn a punta de educaciòn, salud, deporte, que trabajen por la igualdad de oportunidades para todos los panameños, salarios dignos, y sobre todo, que el nùcleo de la sociedad, que es la familia, sea saludable. Sin embargo, la realidad muestra que se està haciendo todo lo contrario. Los adultos son el principal detonante de la delincuencia en este paìs, porque tanto padres, como maestros, funcionarios y empresarios, se prestan para actos deshonestos y juega vivo, cuyo mal ejemplo lo absorben los màs chicos.

Con los ùltimos escàndalos de condenas por enriquecimiento ilìcito y corrupciòn de funcionarios de altos cargos del gobierno pasado, se puso de relieve que valores como la honestidad y la responsabilidad estàn por suelo, no sòlo dentro de la clase baja y media; sino tambièn entre la oligarquìa panameña. Entonces por favor, dense cuenta que cada quien roba y delinque como puede y como sabe, cuando ve la oportunidad. Unos lo hacen lavando dinero, otros vendiendo fallos judiciales, otros creando empresas de papel y otros a punta de pistola. Paradògicamente, al momento de ejecutar las condenas, hay preferencias en el trato. Mientras unos pisan aguas negras y les da sarna, otros tienen televisor, computadora y hasta aire acondicionado en sus celdas.

Muchos panameños quieren tener la suerte de llevar una vida llena de lujos como los que desfalcan las arcas del estado, se roban nuestros impuestos, los admiran y en las elecciones votan por ellos; pero a la par, repudian a sus paisanos patisucios por estar presos luego de robarse un celular, una cartera o vender cds piratas.

Señores, el odio està mal enfocado. No es que delinquir estè bien, ya que independientemente de las cuantìas, robar es robar. Pero este sistema econòmico y polìtico que llevamos en Panamà, margina a miles de panameños y los arrastra a una mentalidadad nihilista donde las consecuencias de sus actos, como la prisiòn, no tienen ningùn valor. El aumento de penas no asusta a los delincuentes ni produce ningùn efecto positivo para la sociedad. La tortura de reclusos dàndoles comidas podridas, o no permitièndoles bañarse, ponièndolos a aguantar un dolor de muela, o dejando que se explote su apèndice o negarles luz en su celda, son violaciones a los derchos humanos. Ya la edad media se acabò. Panamà tiene firmados tratados  internacionales que debe cumplir y cada vez que se conculcan esos compromisos, como paìs podemos ser sancionados millonariamente.Violar derechos humanos de privados de libertad es contraproducente para todos.

Lo màs ridìculo del caso es que los clichès sobre la vida carcelaria hacen a los panameños imaginar a un preso como un alma permanentemente peligrosa, sin mente, sin conciencia, sin cerebro, sin ambiciones, sin razonamiento, tal cual animales. No todo el que està preso violò o matò a alguien. No conozco una madre que quiera que su hijo ùnico, condenado a prisiòn por manejar un carro que transportaba droga, sea violado. O que un hijo acepte sin quejas que su padre todos los dìas sufra brotes por la suciedad de su celda, provocàndole llagas e infecciones sangrantes y dolorosas, sòlo porque tratò de cambiar un cheque falso.

Y cometer delitos es malo, mi Dios, que lo sè. Pero nos quejamos de la falta de humanidad en el mundo y deseamos la peor de la suerte a gente imperfecta como nosotros. Si se cree un ser hmano ejemplar, pues cuìdese cada segundo y trate todos los dìas de ser la mejor persona del mundo, porque si por mala suerte cae preso por estar con las compañìas equivocadas, en el lugar y momento equivocado, usted va a desear que las autoridades le garanticen su salud y su bienestar, mientras ahì permanezca. Si la restricciòn es la libertad, pero la càrcel le restringe otros derechos como la salud o la alimentaciòn, usted pasarà de victimario a vìctima.

21 comentarios:

  1. ¡Hola Arethusa!

    Pues que no pasa solo en panamá, creo que tenemos esta misma situación por toda nuestra America Latina, no sé decir si es una cuestion cultural, si estamos demasiados acostumbrados con tanta impunidad havia las clases altas y tantal maldad, nno sé decir en verdad, pero te aseguro que tu post vale no solo para Panama por que vivimos también en Argentina y en Brasil, Venezuela, Colombia, Chile la mismisima realidad

    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una triste realidad latinoamericana. Gracias por tu aporte, la impunidad, es es la palabra, de las clases pudientes, es lo que màs me molesta.

      Eliminar
  2. Hola!
    Yo soy de las que creo que si el gobierno invirtiera más en educación y deporte y/o cultura tendríamos menos personas en las cárceles [aunque no digo que los justifico] pero hay situaciones tan extremas que no queda de otra [otros si son sinvergüenzas], pero el punto es que hay que prevenir para no lamentar.
    Además, desde lo que vivo en mi país Colombia, se hace demasiada apología al delito: entre más grande sea el delito más impugne saldrá.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sì Isa, definitivamente la educaciòn y la cultura es la clave.

      Eliminar
  3. Hola querida Arethusa, todo lo que dices es cien por ciento la misma realidad de la justicia en mi país, Chile. Aplaudo de pie tu intervención porque creo lo mismo que tu, tenemos convicciones muy similares. No sé si tu leíste sobre el incendio que hace un par de años atrás afecto a la cárcel de San Miguel en Santiago donde cientos de reos que vivían en terribles condiciones de hacinamiento murieron quemados de la más horrenda forma, mientras nadie movía un dedo. Las familias agolpaban las entradas, se veía llanto y desolación por todos los alrededores mientras en las redes sociales la gente festejaba lo ocurrido porque eran según ellos, lacras de la sociedad que se habían buscado tal destino. Y mientras el odio hervía y todos opinaban sandeces más grandes que la anteriores yo pensaba lo mismo que tu, cuán mal enfocado esta el odio en mi país. Son como borregos, odian lo que les dicen que deben odiar y no se dan cuenta quienes son los verdaderos enemigos. Imaginate que en ese incendio no sólo murieron delincuentes considerados peligrosos sino también chicos que vendían CDs para proveer en sus casas o comerciantes ambulantes de calcetines.
    Un abrazo y que triste es comprobar que la justicia es tan parecida en toda nuestra Latinoamerica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu ocmentario me duele tanto, no escuchè sobre eso en Chile, pero aquì lo vivimos hace apenas 5 años en un centro correccional de menores. Aùn hay reclamaciones de los familares de las vìctimas. La càrcel no dejò entrar a los bomberos, los bomberos casi entraron a la fuerza pero la policìa nacional los detuvo. Tiraron bombas lacrimògenas en celdas que ya ardìan en llamas y las llamas salìan por las ventanas, varios muertos, otros agonizaron con quemaduras hasta el hueso en el hospital hasta tu deceso. Todo filmado por celulares, los gritos de la gente pidiendo piedad. Fue horrible. LO màs espantoso fueron los testimonios de las madres de los fallecidos, el rencor, la rabia el dolor en esos rostros. Es una cosa de miedo.

      Este caso se olvidò, creo que a la fecha, no hay ni un custodio o policìa detenido.

      Voy a investigar sobre lo que ocurriò en Chile, no lo sabìa, pero ya ves que te entiendo. Un realidad macabra de nuestra latinoamèrica.

      Eliminar
  4. En cuanto a sistema político pasa algo parecido en España, los políticos que tenemos roban y mienten, casi todos lo sabemos pero aún así ahí siguen, hay demasiada corrupción ya no solo en el ámbito político, también la Justicia está podrida y muchos de los medios de comunicación son más bien unos medios de manipulación.. Por eso hay tanto borreguito que sigue votando a esos ladrones, se lo creen todo o simplemente viven con miedo al cambio, como si permanecer igual fuera bueno! Nos venden que es que no hay trabajo, hay muchos inmigrantes y así es como empiezan a crear odio, veo que cada vez hay más racismo y me indigna, yo sí creo que sobra gente pero no los inmigrantes, sino los gobernantes inútiles que tenemos.
    Esto no tiene mucho que ver pero te comento, hace poco salió en mi país una ley que permite construir sobre terreno quemado, antes no se podía. Desde que se ha puesto en marcha, "casualmente" se han triplicado los incendios intencionados.. Por supuesto, esto beneficia a los de siempre, más dinerito de recalificar terrenos y construcciones encargadas a amiguitos, en fin.. Ha sido super descarado, al menos así mucha gente se ha dado cuenta de que es mucha casualidad, hay que tener la cara muy dura para poner una ley así..
    Coincido contigo en muchos puntos, y sobre todo en que robar es robar, me da igual quien lo haga pero eso debe pagarse, eso sí, respetando los derechos humanos. Me parece horrible la tortura de reclusos que comentas, es un trato inhumano, aparte que eso no contribuye a que el recluso cuando quede libre salga como una mejor persona, todo lo contrario.
    La solución para mi está en invertir sobre todo en educación, es la clave para cambiar la sociedad, pero eso a los actuales dirigentes no les interesa porque una mayoría de gente bien educada se daría cuenta de las corruptelas del gobierno, y no se dejaría engañar. Es muy triste que eso pase en tantos países :(
    Un beso, muy buen post!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desconocìa la ley que me cuentas. Hace unos meses vì imàgenes muy chocantes de desalojos, la gente se tiraba al piso, se revolcaba, porque habìan construìdo y no recuerdo si por morosidad o por malos tràmites, no llenaban los requisitos y les iban a derrumbar sus casas. Fue algo terrible de ver.

      El tema de viviendas es otro muy complejo. No me cabe duda que aquì como allà, muchos polìticos modifican o crean leyes a su comveniencias. Panamà ahora mismo tiene serios problemas de corrupciòn, imagìnate que hasta el ex Presidente anda evadiendo la justicia. Tiene meses de no pisar suelo panameño y vive en paìses que no lo pueden deportar.

      Es una sinvergûenzura.

      Eliminar
  5. Cualquiera que sea el delito el delincuente debe recibir un castigo proporcionado a ese delito y debe ser tratado como un ser humano, esto es incuestionable. Aquí en España la situación carcelaria no es tan mala como la que presentas en Panamá, quizás en algunos casos nos hemos ido al otro extremo porque algunos centros penitenciarios (curiosamente son a los que van a parar los políticos corruptos) tienen unas instalaciones como bibliotecas y enfermería que ya quisieran la mayoría de las escuelas públicas.
    El problema es que algunas penas se presentan desproporcionadas a la falta cometida. Aquí se deja en libertad a un conductor borracho que atropella a un peatón causándole la muerte y en cambio se encarcela a una abuela por construir una casita para poder vivir con su hijo discapacitado en suelo agrícola. No sé si es un problema de interpretación de la ley por parte de los jueces o que el Código Penal no es el adecuado.
    Y siguiendo en España, acaban de aprobar una ley de seguridad ciudadana que popularmente ha recibido el nombre de Ley Mordaza donde, una vez más, según quién haga qué se aplica una interpretación: un político en el poder llama terrorista a un partido emergente y es libertad de expresión pero si un ciudadano grita al policía que le está desalojando de su casa es desacato a la autoridad.
    De la corrupción política que nos inunda en este país ya hablaré otro día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Leì sobre la Ley mordaza. Acà en Panamà hubo algo parecido. Metieron presos a periodistas por un tiempo, hasta hubieron amenazas telefònicas. Hubo un acoso contra los dirigentes de huelgas. Es tìpico de paìses que ya han institucionalizado la corrupciòn. Sabes, yo hace unos meses vi el procedimiento de desalojo y como se le derrumbaban las casas a ciudadanos españoles. La gente se tiraba al piso, daba patadas a los policìas, la gente lloraba y sus hijos pequeños sucumbìan al pànico ... algo terrible y doloroso de ver. Muy humillante. Uno pensarìa que el Estado està en el deber de garantizar seguridad y techo digno a sus nacionales, luego ve estos actos tan abusivosy no queda otra cosa

      Eliminar
  6. Que buen post Arethusa!! Es tan cierto lo que dices y que puedo decir lamentablemente nuestros países en ese sentido son muy parecidos...
    Un beso querida!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que cambiar la realidad. Gracias por pasar :)

      Eliminar
  7. Hola!!!!! Me dejas horrorizada con lo que cuentas. ¡¡¡Dejar que les reviente el apéndice!!!!! Es espantoso. Como he leído en otro comentario aquí en España tenemos unos políticos terriblemente corruptos, cada día tenemos un nuevo escándalo, y las penas de cárcel en esos casos son irrisorias.
    Respecto a la delincuencia, en mi país no es tan frecuente como en otros, pero si la situación no mejora yo creo que acabaremos igual.
    Un besito y me ha encantado leerte, he echado de mn os este sitio en los días que he estado de descanso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SI Marigem, ya son varios los reclusos que han fallecido antes de llegar al hospital porque su condiciòn no ha sido atendida a tiempo. Han permanecido horas y a veces hasta dìas, esperando su traslado al hospital. El proceso para sacar a un detenido del penal, por urgencias mèdicas, se llama evacuaciòn y sòlo puede irse acompañado de una unidad oficial; lo cual implìcitamente conlleva que si no hay un policìa disponible, la persona no sale y punto. Desde apendicitis, infartos, ataques de epilepsia, derrames; cualquier enfermedad que requiera hospitalizaciòn y etsudios especializados; pueden matar a un detenido sòlo porque no hay suficientes policìas para custodia.

      Me molesta mucho que a estas alt

      Eliminar
  8. Soy Española y opino como Hariari mi compañera blogger que arriba comenta. Así va nuestro país sí, robando los políticos corruptos y esa deuda que contraen la pagamos el pueblo español.
    Este año conocí Quito y me da mucha lástima como en actos como el cambio de guardia tanto gasto y niños en la plaza limpiando botas en vez de ir a la escuela... así no se hace un país. Tienen que administrar el dinero del pueblo y emplearlo en sanidad, educación, investigación etc... pero a los poderosos ya les interesa seguir así para tener y tener cada vez más en sus bolsillos. Esto no va a cambiar, el poder es así y corroe.

    Un saludo y gracias por visitar mi blog ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acà tambièn, hay gente que tiene hijos para luego no hacerse cargos de ellos. El trabajo infantil es otro flagelo triste de nuestra sociedad. En buena medida viene por las faltas de oportunidades para padres, padres que ya son delincuentes y sus hijos crecen sin guìa en modo supervivencia o porque son influenciados por ambientes tòxicos o deserciòn escolar.

      Todo niño que no satisface necesidades bàsicas como: comida, techo, vestido, educaciòn, amor y protecciòn ... es un probable delincuente en gestaciòn.

      Eliminar
  9. Coindido harto contigo. No encuentro inteligente meter a todos en un solo saco a ver quién lo sobrevive y quien no. Yo siempre he pensado que la gente que está en la carcel pierde su tiempo ahí y que podrían hacerse otras actividades sociales que ayuden a la sociedad y que a la vez les ayude a las personas que están adentro, oficios, cosas así! ojalá esto pase en algun momento
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabes las cantidades de propuestas que se han hecho para que los privados de libertad retribuyan a la sociedad con la limpieza de calles, playas, rìos... porque hay mucha gente fìsicamente capaz y sana, cuya fuerza laboral puede aportar grandemente a la comunidad mientras expìa su responsabilidad penal. Por supuesto, siempre que se trate de delitos no violentos o cuyos perfiles no sean peligrosos para el resto de las personas.

      Pero por alguna razòn y estoy casi segura que no es màs que la propia corrupciòn gubernamental que vende una imàgen del recluso como persona escoria, inservible para nada, sòlo para marcar màs las diferencias de clases; es que no se hace.

      Eliminar
  10. Un artículo de 10, me encanta estos post que haceis pq contais el punto de vista real en primera persona. Superbuena redaccion parece de periodico jijiji. La verdad que es muy fuerte todo lo que cuentas, aqui en España estamos llenos de politicos corruptos es horrorosos. Se te ve una mujer muy luchadora y con unos valores muy solidos. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Natalia. El hacinamiento en càrceles y las precarias condiciones en que viven los privados de libertad en la mayorìa de las càrceles del paìs; me toca verlo seguido en mi trabajo.

      Eliminar
  11. Bueno Bueno, sobre esto podríamos tener una conversación para rato, soy Venezolana y todo lo que esta sucediendo aquí en este momento da para hablar largo y tendido. Pero esta es una situación que no solo se presenta en nuestros países, creo que todos (incluyo a toda Latino américa) sufren de este mal en menor o mayor medida. La corrupción es algo que yo veo a diario es como mi pan de cada día, y lo que es más doloroso es que los peores corruptos y ladrones son los que nos gobiernan. Triste y lamentable,

    ResponderEliminar

Gracias por leer y si te animas a dejar un comentario, gracias de nuevo. Por favor, no dudes en dejarme tu link para devolverte la visita.