jueves, 28 de mayo de 2015

Nefastas comparaciones

Cuando yo estaba embarazada sentì lo que muchas otras primerizas desde tiempos inmemoriales han sentido. Mìnimo somos naturalmente incapaces de saber què quiere o què necesita nuestro hijo. Como si fuera poco parir o pasar por una cesàrea que tambièn es dolorosa (no fue mi caso pero vi a varias en recuperaciòn quejàndose del dolor y pidiendo medicaciòn màs fuerte), tenemos que sentir la frustraciòn de que nos digan todo lo que hacemos mal, sin que el bebè refleje daño o molestia por lo que estamos haciendo, incluso si lo que hacemos fue recomendado por el pediatra o las enfermeras. 

Las primerizas siempre vamos a estar en esa posiciòn de: todas saben màs que tù. Tu madre, tu suegra, tus amigas... todas hablan como si fueran las primeras y ùnicas que han traìdo vida al planeta tierra. Los consejos son buenos, pero si no se miden o piensan bien las palabras, hay comentarios que resultan hirientes, por buena intenciòn que tenga quien te los propina.

Si fuiste cesàrea y no te saliò un ser humano entre las piernas, tuviste suerte. Y si pariste y te doliò como el diablo, eres una floja exagerada. Si ya no quieres màs de un hijo, eres egoìsta. Si quieres màs bebès, ¿por què no te concentras primero en el que tienes, no ves còmo està tu situaciòn econòmica?

Esos crìticas o comparaciones crueles, luego se traspolan a los bebès.

Si calmas el llanto de tu bebè de inmediato, con canciones de cuna, le estàs creando absoluta dependencia.

Si el bebè de tu amiga a los 5 meses ya gatea, es un bebè prodigio. Pero si el tuyo aùn no lo ha hecho a los 6 meses, algo anda mal, llèvalo a estimulaciòn temprana.

Si el tuyo se para a los 6 meses, quìtale esa maña que se va a poner cumbo y primero tiene que gatear. Si a los 7 meses no gatea, cuidado, està retrasado.

Si le diste pecho hasta el año, ya quìtaselo que està muy grande para eso. Si nunca quiso tomar de tu pecho pese a tus mùltiples intentos, de seguro va a ser un bebè enfermizo de constantes resfriados.

Segùn la sociedad y hasta algunas madres que se han dejado influenciar, hay bebès chillones, inmmaduros, manipuladores, mangongos, hiperactivos, violentos, gritones, aburridos, gorditos, flaquitos, feìtos, insoportables. ¿No son demasiadas y fuertes las etiquetas para referirnos a personitas que dependen tanto de las atenciones que les damos?                                                                                                                                                                                                                                               
Los primeros llamados a defender los derechos de los niños, somos los padres. Defendamos a nuestros hijos de las crìticas crueles e injustificadas. Ayudemos a que desarrollen su propia identidad y en el transcurso del camino, brindemos todo el amor, respeto  y comprensiòn necesaria.
A mi hijo le dijeron tantas cosas que me hicieron llorar, pero siempre me puse de su parte y lo defendì, a veces hasta con mal caràcter. Mi hijo no es una competencia. Gateò como a los 7 y medio meses, ahora lo hace velozmente, se para, brinca como loquito en su cuna y està practicando sus primeros pasitos con apenas 10 meses. Yo dejè a mi hijo ser y resultar. Le dì mi apoyo, me tirè al suelo con èl y lo abracè cuando no podìa lograr cosas que deseaba de veras. Lo motivè y pronto lo vi alcanzar sus objetivos. 

Estoy orgullosa de mi bebè. En julio cumplirà un año, el tiempo se pasa tan ràpido. Yo sigo siendo la misma, lo observo mucho, lo filmo, retrato sus sonrisas, jugamos y de èl tambièn aprendo las màs maravillosas lecciones de vida.

Sòlo mi esposo conoce a nuestro hijo, tanto como yo. Asì que nadie màs tiene permiso, ni derecho de someterlo a su escrutinio, a menos que sea para lanzarle un bellìsimo y amable piropo. De su salud o capacidades, reservo las conversaciones con su pediatra.

Mi campeòn. Te corregirè cuando te portes mal, no cuando seas tù mismo. Te amo hijo.

14 comentarios:

  1. Hola Arethusa, totalmente de acuerdo. En tus dos últimas líneas tienes más razón que un santo, nadie más tiene derecho a opinar.
    Es muy rico tu nene, enhorabuena.
    Besos, y aquí en tu blog me suscribí también. Ya nos leemos ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Chelo, me complace mucho tenerte por acà. Besitos te manda Denzel (mi bebi)

      Eliminar
  2. Que cosita tan bonita. Te doy totalmdnte la razon asi es y asi se escribe la historia todo el mundo se cree mas listo y cada uno lo hace como mejor puede y hay que aprender tambien, que pesados jajaja. Y lo de las comparaciones es verdad, yo me muero de la risa todo el mundo se piensa que su hijo es el mas avanzado por hacer esto aquello, y sabes que ? Que lo mas importante que tienen que ser los hijos es felices :) jajaja bonita tienes premio para recoger por mi blog, bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo contigo. Que sea un bebè feliz, esa es la meta.

      MI premio lo recogì ayer mismo, quedè feliz y emocionadìsima. Prontito veràs una entrada al respecto en el blog.

      MIl gracias por acordarte de mì :) un abrazo !

      Eliminar
  3. Pero que cosa mas bella es tu bebe♡ te encuentro toda la razón en lo que dices querida, no tengo hijos así que no se lo que es estar embarazada pero puedo imaginar la frustración que debiste sentir con todo el mundo haciéndote sentir que "sabia" mas que tu :/
    Creo que uno debe criar a los hijos como uno piensa que es lo mejor y según el criterio de cada uno o no?
    Besitos linda!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que en su sabidurìa, el creador nos dejo a las mujeres instinto y si bien es cierto existen los consejos sabios, la manera de darlos es lo fundamental.

      Gracias Cher por tu visita.

      Eliminar
  4. Que preciosidad de nene tienes, eclipsa todo el post :D
    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. me hace muy feliz que lo digas. Un beso y muchas gracias.

      Eliminar
  5. Estoy totalmente de acuerdo. Entre unas cosas y otras te amargan la maternidad. Lo mejor es pasar. A mi me daba consejos que no había pedido todo el mundo, pero aprendí gracias a escuchar al instinto, que te dice lo que tienes que hacer. Un beso, guapa.

    ResponderEliminar
  6. A eso me refiero. No quise hacer un post triste, pero en mi caso eso fue lo que ocurriò. Yo me deprimì mucho despuès del parto, primordialmente porque mi hijo no quiso mi pecho y en parte sentì que me culpaban a mì.

    Cosas que pasan, pero ya lo hemos superado.

    Gracias Morgana por tu comentario me hizo sentir comprendida :) besitos.

    ResponderEliminar
  7. Hola!!!! Comparto absolutamente todo, nunca lo hacemos bien, si no es una cosa es otra.
    Yo en ese aspecto soy muy tranquila y siempre intenté centrarme en mis hijos y no hacer caso de comparaciones odiosas.
    Mis hijos en unas cosas fueron muy listos y espabilados y en otras muy lentos, supongo que como todos.
    Lo importante es quererlos mucho, y el tiempo irá dando la razón. Un besito y tu niño es preciosos.

    ResponderEliminar
  8. Hola, vengo a esta sección después de leer tus respuestas en 'Blogueras con buen rollo' y me encanta todo lo que dices y expresas sobre tu experiencia de ser madre.
    Mi hija ya tiene 18 años así que todo lo que cuentas yo lo pasé hace ya mucho, pero veo que por muchos años que pasen los sentimientos de las madres primerizas son universales y atemporales.
    En el caso de mi hija el "problema" que tuve fue que con 2 años apenas hablaba mientras que compañeros de la guardería lo hacían perfectamente. Me llegaron a decir que tenía "dificultades" para expresarse (y que siempre las tendría) por ser zurda. Sólo decirte que este curso en la asignatura de "Lengua Española" ha obtenido un 10 y ha recibido más de un premio por escritos que además cuelga en su blog. No hay más comentarios.
    Un beso, Arethusa, y felicidades por ese niño tan requeteguapo que tienes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Waoo, vengo revisando estos comentarios y me ha sorprendido que a estas alturas alguien pueda relacionar el ser zurdo con el habla. Mi esposo es zurdo y sufriò por mucho tiempo que lo obligaran a escribir conla derecha. MI hij està mostrando màs habilidades con la mano izquierda, a`si que estarè pilas en la escuela para que no me le hagan sentirm al por ello.

      Gracias por compartir tu experiencia. Un beso para tì y para tu hija.

      Eliminar

Gracias por leer y si te animas a dejar un comentario, gracias de nuevo. Por favor, no dudes en dejarme tu link para devolverte la visita.