viernes, 7 de diciembre de 2012

Modo Grinch ¡ya!

Diciembre es un dolor barriga.

Todos los almacenes llenos de gente, las calles saturadas de basura y más gente, los pinos talados para ser vendidos por precios ridículamente altos, pero que comparados con los que siguen pegados por sus raíces a la tierra, no valen nada.

No entiendo para qué decir que Jesús nació el 25 de diciembre, si aparte de que la biblia no corrobora esa información, tampoco manda a celebrar su cumpleaños. ¿Cómo lo haría, si el propósito de la navidad son los excesos y el consumismo, en vez de compartir con los que menos tienen?

Si tuviera que sacar algo no corrupto en esta festividad, sería la posibilidad de comer pavo o jamón, porque el resto del año no hay en ningún supermercado y si lo encuentras, no es a un precio justo.

Comer es bueno, pero por lo demás, sinceramente, no entiendo. Ni los foquitos de colores que gastan más electricidad, ni lo arbolitos propensos a incendiarse por un corto circuito, ni la competencia de maquetas de pastorcitos que contradice la humildad en el nacimiento del hijo de Dios, ni la idea absurda de que un hombre entra por las chimeneas a dejarte regalos. Si acaso visitará las casas de Boquete y Volcán porque con las calores que hacen en David y la mayoría de las poblaciones en todo Panamá, ¿qué loco tendría una chimenea para traer más calor?

¿Alguien me explica?

1 comentario:

  1. Hola linda... Te he premiado con el premio Liebster Award... Para saber mas visita mi blog en esta entrada. Recuerda que te debes suscribir a mi blog... http://salissaprincess.blogspot.com/2012/12/premio-liebster-awards.html

    ResponderEliminar

Gracias por leer y si te animas a dejar un comentario, gracias de nuevo. Por favor, no dudes en dejarme tu link para devolverte la visita.