domingo, 24 de junio de 2012

No soporto esa cáscara

La Cáscara fácilmente pone a pensar a un/a panameño/a heterosexual, con quien le gustaría andar si fuera gay. Pero Betina puede preguntar lo que sea, lo mediocre es responder un nombre y darles la estupidez de programa que venden. Sí, ese programa lo venden. El proceso de estupidización de los televidentes es su ganancia. Con eso crean adicción y admiración por la imbecilidad, lo que siempre les dará material para continuar el show.

Al parecer su único propósito es burlarse de los gays en carnavales o fiestas patrias; y el resto del año sacarle a los heterosexuales su lado homosexual. ¿Es eso tolerancia?

Lo que es innegable es la satisfacción que me da cuando busco el control y termino con su porquería. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por leer y si te animas a dejar un comentario, gracias de nuevo. Por favor, no dudes en dejarme tu link para devolverte la visita.